Pocas vacunas, mucha discriminación.

Indignación en un centro de vacunación en Córdoba. Le negaron la vacuna contra la Gripe A/H1N1, a pesar de ser una persona en grupo de riesgo, a un estudiante de medicina, de 20 años.

Es sabido que cuando se acerca la época invernal, se vuelven más que necesarias las vacunas contra la gripe. Algunos, tienen más riesgo que otro, ya sea por embarazo, por el lugar en donde trabajan, por la avanzada edad, etc.

En el día de la fecha, 11 de abril, ocurrió un insólito caso en un centro de atención primaria, ubicado en la esquina de las calles Santa Rosa y Tucumán, en el centro de Córdoba.

Un joven estudiante de medicina de 20 años, quien pidió que no demos su nombre, asistió a vacunarse contra la Gripe A/H1N1, en donde se ubicaban cientos de personas más. Vacuna que es más que necesaria para él, ya que pertenece a un grupo de riesgo, por ser estudiante universitario de medicina haciendo cursado en hospitales provinciales, exponiéndose a distintas enfermedades y conviertiéndose en cadena de contagio.

Esta vacuna cuesta alrededor de 350/400 pesos, y produce inmunidad alrededor de 21 días. Pasado este tiempo, se debe volver a inyectar la dosis. Todos los años es necesario hacer esto, sobre todo para personas en grupo de riesgo, ya que las cepas cambian todos los años.

Después de realizar una fila de más de dos horas, desde las 8 a las 10 30 de la mañana, una enfermera del lugar reparte los últimos 25 números para vacunar, pero admitiendo que solo quedaban 15 dosis. Al joven en cuestión, le toca el número 14, por lo que estaba dentro del número de beneficiarios.

Sin embargo, minutos después, la enfermera mencionó que quedaban más vacunas, 5 más. El joven cree que dosis no faltaban, solo que supone que la enfermera estaba descartando gente para cerrar más temprano, ya que la mayoría de los vacunatorios cierran a las 11 para conservar muestras o porque ya no hay más pacientes.

Finalmente llegó el turno para vacunarse del estudiante de 20 años, quien presentó su libreta de la universidad (UNC). Sin embargo, le negaron la dosis. Sin explicación alguna. A pesar de ser un individuo que pertenece al grupo de riesgo. Fue negada y 10:40 salió del centro vacunatorio, sin vacuna.

La bronca, indignación, furia que tiene el joven, es que se promueve constantemente vacunarse, sobre todo a grupos de riesgo, pero que increíblemente le negaron la vacuna, y sin darle un por qué. Negarle la dosis a un individuo que está expuesto constantemente a enfermedades, y al contagio.